La aldea de Raspilla de Arriba se encuentra abrazada entre los cauces del Arroyo Bravo y del Arroyo Frío, asentada sobre grandes rocas y rodeada de viejas encinas, choperas, nogales y una extensa floresta de pino laricio, negral y carrasco.
Nos encontramos a 1.100 metros de altitud, al pie de la cara sur del calar del río Mundo, a 600 metros de la Parrilla, a 20 km. de Yeste.
Junto a la casa discurre el cauce del Arroyo Bravo, que despliega toda su potencia a partir de octubre.
El agua de Arroyo Frío riega una antigua vega de huertas, donde todavía puede verse a los lugareños trabajar el campo con sus animales como hace doscientos años.
La zona se encuentra muy poco habitada, es un acontecimiento que pase un coche. Tienes la sensación de encontrarte solo, en contacto con una naturaleza apenas moldeada por el hombre. El olor de las labiadas lo impregna todo. De noche no se vé ninguna luz, millones de estrellas tachonan el cielo, no se escucha mas ruido que el canto del cárabo o el ruiseñor, el siseo característico del viento al agitar las ramas de los árboles o el constante rumor del agua junto a la aldea.